0
0
0
s2smodern

No es secreto que Sonora se encuentra entre los 6 (segundo) Estados más endeudados de México, con una deuda que ronda los 23 mil millones de pesos, según datos oficiales de la SHCP. La cual en reiteradas ocasiones ha sido expuesta a los sonorenses solo como burla por parte de los legisladores.

Digo como burla, ya que el salario mínimo para un empleado promedio, es de $80.04 pesos diarios, y su incremento al año, es casi nulo. Mientras el salario de los diputados se elevó de 65 mil 775 pesos en 2006 a 117 mil 083 pesos al iniciar 2017, un incremento de 65% en la última década, nada mal para un sueldo de un legislador.

Pero no se alboroten todavía, aún, hay más. Existen los famosos viáticos que hasta hace poco, muchos ciudadanos desconocían: Gastos de representación, gastos de trasporte y comunicación, partidas etiquetadas como ayuda social (Gestión legislativa), partida del fondo legislativo, bono navideño, aguinaldo etc.

En días pasados se dio a conocer la lista de los últimos 5 meses de  gastos en consumos (Tragones y bebedores) de los diputados, unas cifras que dejan al pueblo con la boca abierta por tanto despilfarro de parte de nuestros flamantes legisladores, por dar un ejemplo, mencionaremos a Rafael Buelna Clark, quien tuvo un consumo nada despreciable de más de $120 mil pesos para colocarlo en el puesto número #1, y lo triste es que presentó solo una iniciativa de decreto durante su primer año. (Lastima recurso que pagamos por él).

En la segunda posición, nos encontramos a Rodrigo Acuña Arredondo, con un gasto de más de $104 mil pesos, seguido por Javier Villarreal, diputado plurinominal priista y actual secretario general de CTM Sonora, con más de $99 mil pesos, en cuarto lugar encontramos a Juan José Lam con más de $97 mil pesos, (con razón en el PRD Sonora se hacen pedazos por las plurinominales), y como dicen que no hay quinto malo, encontramos a Lina Acosta Cid con más de $70 mil pesos.

Por otra parte, también salió publicado los más de 3 millones de pesos que gastaron nuestros legisladores de enero a noviembre del 2016, por concepto de gasolina. Con razón no se veían afligidos con el famoso gasolinazo que trae en revolución a Sonora y medio país más.

La diputada que se lleva los honores por despilfarrar el dinero de los sonorenses y ni siquiera fue elegida por elección popular, (Es Plurinominal) es Teresa Olivares Ochoa, pues le cupieron a su tanque de gasolina la cantidad de más de $185 mil pesos, como 5 años de un empleado con salario mínimo.

El segundo sitio se lo llevo la priista Ana María Valdez, pues consumió más de 160 mil pesos, en tercer puesto encontramos al ex campeón del boxeo, José Luis Castillo, quien le dio un nocaut al combustible al gastar más de 157 mil pesos y para finalizar esta pequeña reseña, tenemos al diputado panista Moisés Gómez Reyna con más de 143 mil pesos, pero que se puede esperar de un ex secretario de la pasada administración que dejo temblando a Sonora.

Para la sociedad sonorense que en estos momentos muestran un hartazgo por los políticos  sus lujos y excentricidades,  la ciudadanía debe utilizar los mecanismos legales para denunciar el despilfarro de los diputados, ¿lo que uno se pregunta cómo en la política el accionar de los diputados sea tan distante al de los trabajadores?, hay que fiscalizar los viáticos y la pertinencia de cada uno de ellos. (Gorrones del pueblo).

!Solo para aclarar¡. No menos importante es la  planilla de empleados con la cual gozan los parlamentarios (4-5 personas).

No deja de llamar la atención por qué en países como Uruguay donde un presidente de la República ocupa sus bienes para desplazarse, cómo es posible que en Sonora (México) donde hay  un alto endeudamiento se destine una gran cantidad de recursos para este tipo de gastos.

Pero para Angélica Payan García, presidenta de la diputación permanente, los gastos en gasolina y viáticos son justificados, ya que los diputados se deben a la constante actividad de la actual legislatura que ha realizado varios foros de consulta, sesiones itinerantes y muchas otras actividades que generan gastos. También aseguro que los legisladores trabajan en todo el Estado. (¿Alguien los ha visto recorriendo el distrito que les corresponde llevando el sentir de la gente al Congreso?).

El Poder Legislativo como parte del Supremo Poder del Estado ejerce las siguientes funciones constitucionales: Legisla, designa y ratifica a ciertos servidores (En su mayoría amigos, familiares y compadres) que serán titulares de los órganos del estado cuya función es de trascendencia para la vida política y jurídica de los sonorenses, aprueba el presupuesto mediante el cual los órganos del Estado ejercen cada año los recursos públicos para la realización de diversas acciones en beneficio de sus ciudadanos y fiscaliza el ejercicio de dicho recurso, a fin de garantizar su transparencia (Si Chuy).

Por el momento nos despedimos, primero Dios y le mandó un saludo a mi madre, fiel lectora de esta columna.

Marco Antonio Romero

Correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.                                                 

Twitter: @TonyRomeroAAA