0
0
0
s2smodern

Andrés Manuel López Obrador (AMLO) tiene años viviendo del negocio de la política, vendiendo “el cambio verdadero”, “la igualdad social”, “la mafia del poder” y la “esperanza de México”. Pero en estas últimas semanas no ha sentido lo duro si no lo tupido por parte de amigos y enemigos según su vocabulario.

López Obrador se encuentra enfrascado en una lucha constante contra cualquier político que no concuerde con su forma de pensar o actuar ya que para el bendecido por Dios (AMLO), todos pertenecen a la mafia del poder encabezada por Carlos Salinas de Gortari.

Uno de sus piques más duradero es con Felipe Calderón,  durante más de una década, desde la elección presidencial de 2006, el  panista (alcohólico dijo el envidioso) y Andrés Manuel López Obrador se han lanzado duros ataques. El tema de la pensión para expresidentes donde supuestamente Calderón donará unos 200 mil pesos mensuales a una fundación que ayuda a niños con cáncer, fue el motivo más reciente de confrontación donde volvieron para tirarse con todo ya que según AMLO todo es un montaje de Calderón,  ya que solo el 8% de lo que recibe el panista será lo donado a la caridad, aparte se le tiene asignados escoltas, personal civil y otras percepciones.

El expresidente dijo que  López Obrador no podría comprobar que el dinero con que se ha mantenido tiene un origen lícito. Diciendo en un twitter “Lo relevante no es lo que yo gane, lo relevante es lo que él gana… de qué vivió él cuando perdió la elección de 2006”, cuestionó.

Andrés Manuel siempre se ha encontrado en el ojo del huracán, es todo un experto en evadir cuestionamientos, y Harry Houdini le queda chico al escapar de señalamientos. Pero en estas últimas semanas  la lumbre casi lo alcanza, aunque el tipo se las sabe de todas,  todas y es sumamente cuidadoso con su círculo cercano.

Uno de sus pleitos más recientes es con el Gobernador Miguel Ángel Yunes, quien acusa a AMLO y a otros líderes de MORENA en la entidad de Veracruz de recibir dos millones y medios de pesos al mes de la administración de Javier Duarte, algo que López Obrador rechaza.

Un audio en la que presuntamente el exsecretario del Trabajo y Previsión Social del Gobierno de Veracruz, Gabriel Deantes Ramos, dice “vamos a aliarnos un poquito con Morena” es la prueba del gobernador Miguel Ángel Yunes sobre el pacto que acusa del exmandatario Javier Duarte y Andrés Manuel López Obrador.

Yunes y López Obrador no han dejado de cruzar  acusaciones. El líder de Morena dijo que Yunes es un "corrupto", y afirmó que el gobernador, junto a Peña Nieto hicieron un acuerdo con Javier Duarte para permitirle escapar y luego montar un circo en su detención.

López Obrador rechazó tener algún vínculo con el ex Gobernador de Veracruz, Javier Duarte, hoy preso en Guatemala por varios delitos relacionados con lavado de dinero y narcotráfico. Y dijo a los espectadores en un mitin en Torreón, Coahuila, “Es una campaña de desprestigio, tirando lodo, pero siempre he salido ileso de la calumnia. Me pueden llamar peje, pero no soy lagarto”, “Si Yunes demuestra que Duarte me dio dinero, y Calderón que no exoneró a Moreira, me retiro de la política”.

 

A penas recuperando el aire después de realizar varios round de pelea contra la “mafia del poder”, le llega un potente derechazo de improvisto, hace unos días, El Universal mostró un video en que Eva Cadena, diputada local y candidata de Morena a la alcaldía de Las Choapas, recibe fajos de dinero en efectivo supuestamente para entregárselos a López Obrador. En el video publicado, se aprecia la voz de una mujer no identificada que entrega el dinero a la excandidata, resaltando su apoyo al proyecto de AMLO.

"Esto es para él" dice la mujer no identificada. "Se lo entrego a él", responde Cadena.

La grabación presuntamente fue realizada el 6 de abril de este año. Días después, López Obrador visitó el municipio de Las Choapas, donde externó su apoyo a Cadena. Al término del mitin, el video de El Universal se le pregunta a López Obrador si Eva Cadena es corrupta, a lo cual, el tabasqueño simplemente respondió: "lo que diga mi dedito", negando dicha acusación.

El caso recuerda inevitablemente a los videoescándalos de 2005, cuando el entonces líder de la Asamblea Legislativa del DF,  René Bejarano, fue captado en video recibiendo fajos de dinero en efectivo provenientes del empresario Carlos Ahumada también supuestamente con destino a López Obrador.

Por su parte el líder nacional del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), aseguró que a Eva Cadena, la diputada con licencia de su partido que aparece en el video recibiendo fajos de dinero, le pusieron “un cuatro”, subrayando que lo hicieron para afectarlos, para enlodarlos. AMLO dijo  que los miembros de lo que denomina como “la mafia en el poder”, “están muertos de miedo y quieren destruirlo políticamente.

Para finalizar el complot que siempre están tramando en contra de Andrés Manuel, El dirigente albiazul, Ricardo Anaya, denunció que la candidata de Morena Delfina Gómez  descontó de forma ilegal 13 millones 104,167.45 pesos a trabajadores del ayuntamiento para su campaña a la gubernatura del Estado de México.

El dirigente blanquiazul mostró una carpeta con los cheques y pólizas de 70 quincenas que serían para los trabajadores de Texcoco, corrrespondientes al periodo en que la ahora candidata era presidenta municipal, de los que 10% eran dirigidos a favor de la subdirección de Recursos Humanos del ayuntamiento de Texcoco en el periodo 2013-2015, por el concepto “Grupo de Acción Política”, nombre de la organización de Higinio Martínez, actual alcalde de Texcoco y quien es considerado el “padrino político” de la maestra Delfina Gómez.

A la mejor ustedes recuerdan más a la candidata por el video que circuló en las redes sociales donde Delfina Gómez Álvarez era entrenada para provocar su llanto al mejor estilo de una actriz teatral. (Envidia hubiera sentido María Félix por esa gran actuación).

En fin, como decía mi abuela, "Cuando el río suena, agua lleva" y espero no hacer mucho ruido con esta columna con los seguidores en redes sociales de Andrés Manuel López Obrador, porque son como el famoso Gabino Barreras, “no entienden razones igual que el peje y se lanzan con todo aquel que ostente desprestigiarlo.

Por el momento nos despedimos, primero Dios y le mandó un saludo a mi madre, fiel lectora de esta columna.

 

Marco Antonio Romero

Correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.                                              

Twitter: @TonyRomeroAAA

Tintalibre.com.mx