0
0
0
s2smodern

Ciudad de México. Fue una falta de respeto y profesionalismo, dice el campeón mundial superpluma Migue “Alacrán” Berchelt tras la declinación de Cristian Mijares como retador del título del CMB en Yucatán.

 

“La función sigue, porque yo hice todo para pelear ante mi gente en Cancún”, cuenta Berchelt; “sobre todo por lo difícil que representa traer una pelea a México, no es fácil conseguir un rival, y menos cuando falta menos un menos de un mes, no quieren venir porque hay poco dinero para pagar, yo sacrifiqué parte de mis ganancias con tal de poder pelear en Cancún; después será muy difícil regresar porque todos mis combates serán en Estados Unidos”.

 

 

Berchelt asegura hay tres opciones, pero todavía nada en concreto. “Todo se complicó porque en esta época los boxeadores están empezando sus entrenamientos, encontrar uno va a estar difícil”.