0
0
0
s2smodern

De grave califica el  profesor José Guzmán López González, regidor  propietario del PRD en el puerto, el problema de recolección de basura en Guaymas, urge una solución sería y responsable.

 

Lo anterior lo expresó  en una entrevista  realizada en la planta baja de palacio municipal, donde se le inquirió sobre problema de recolección de basura existente en el puerto.

 

Actualmente, dijo,  el Ayuntamiento está haciendo esfuerzos importantes a través de Servicios Públicos Municipales para responder a la enorme demanda de recolección de basura que está requiriendo la ciudadanía guaymense.

 

Y señaló que no obstante a los esfuerzos realizados por Servicios Públicos Municipales, el problema sigue vigente y en ascenso, debido a que son muchas familias guaymenses,  las que están comenzando a sufrir el grave problema de los malos olores a causa  de la descomposición de los alimentos y los productos perecederos, por los acumulamientos  de basura que son preocupantes focos de infección que se genera en miles de hogares del puerto.

 

“Esta problemática es generada por la falta de cumplimiento a las cláusulas  del contrato leonino que en la administración de Antonio Astiazarán Gutiérrez firmó con  Promotora Ambiental SA (PASA), conflicto que no debe de ser politizado sino que más bien deben de buscarse soluciones que le pongan fin en forma definitiva a este problema”, puntualizó.

 

El regidor perredista sostuvo que mucho se ha hablado del incumplimiento del Ayuntamiento de Guaymas a la empresa PASA, situación que no justifica la suspensión del servicio, ya que la empresa acreditó su capacidad financiera para la firma de este contrato.

 

“El Ayuntamiento de Guaymas en la actualidad tiene que hacer frente a un enorme endeudamiento producto de decisiones mal tomadas por administraciones municipales anteriores que hoy significan una carga financiera y económica que le impiden cumplir al municipio con el pago mensual de más de 2 millones de  pesos a la empresa PASA”, precisó.

 

Comentó que estos errores del pasado, podemos establecerlos de la manera siguiente: Antonio Astiazarán Gutiérrez (2006-2009) despidió a un importante número de trabajadores de Servicios Públicos Municipales que tuvieron que ser liquidados en gran parte en la actual administración (2015-2018). Luego la administración de César Lizárraga Hernández y Mónica Marín (2009-2012), dejaron una deuda de 6 millones de pesos, que irresponsablemente Otto Claussen Iberri se negó a pagar, convirtiéndose en una carga para la actual administración municipal por un monto de alrededor de 18 millones de pesos, donde el actual gobierno municipal tiene que hacer un desembolso inicial de 3 millones de pesos y 12 documentos de un millón de pesos mensual.

 

Recalcó que el gobierno municipal de Otto Claussen Iberri contrató un endeudamiento por el orden de los 365 millones de pesos, un costo para la actual administración municipal un poco más de 2 millones de pesos mensuales a pagar por 20 años, y aunado a esto, en la actualidad se sufre el recorte en las participaciones estatales de 3 millones de pesos mensuales.

 

“Tan grave es el quebranto financiero y económico de Guaymas, que ha generado una falta de pago a la empresa PASA por 18 millones de pesos acumulados en la actualidad”, terminó diciendo.